Lluvia de goles

Como analiza Miguel Quintana en su artículo “¿Cómo castigar el atrevimiento?” la Juventus de Turín tiene ante sí el reto de intentar aprovechar la naturaleza futbolística del AS Monaco, un equipo tremendamente ofensivo que ha desafiado las reglas de la Copa de Europa desde la tercera propuesta más productiva que existe actualmente en todo el continente, sólo por detrás de Barcelona y Real Madrid. El conjunto de Leonardo Jardim ha logrado trasladar su día a día, agresivo, vertical, veloz, abierto y efectivo, a una competición cuya trascendencia parece demandar una experiencia, un control emocional y unas hechuras competitivas algo diferentes. Y lo ha hecho porque Jardim, rodeado de juventud, ha mirado a los suyos. Y lo ha hecho en mayúsculas.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
El Mónaco llega a mayo con serias posibilidades de ser campeón de Francia y luchar por entrar en la final de la Champions, y todo eso ha sido posible porque en su definición como equipo de fútbol sólo cabe la palabra máximo. El conjunto monegasco ha sido siempre un equipo de máxima velocidad, máxima potencia, máxima determinación, máxima verticalidad y máxima ambición. Como un fenómeno social, los chicos de Jardim han tirado la puerta abajo en Europa como en una revolución: teniendo cosas que decir y expresar, perteneciendo a una generación que quiere hacer las cosas a su manera. Hoy, en el Louis II, el Mónaco busca su gol número 150 de la temporada ante el equipo menos goleado de la competición más prestigiosa. Para ello, el técnico portugués intentará dar continuidad a los argumentos que han explicado hasta el día de hoy semejante bacanal goleadora.

Si sólo se presta atención a las virtudes ofensivas de todos sus hombres, y dentro de un fomento por el ataque y la portería rival, hay en el Mónaco una capacidad abrumadora para crear ocasiones. Porque para marcar tantísimos goles sólo existen dos opciones: tener una efectividad fuera de la norma, algo muy difícil de sostener durante toda una temporada y en tantas competiciones o llegar al área contraria con una frecuencia desbordante. El Mónaco lo ha logrado en una mezcla de ambas, pero sobre todo gracias a esta segunda opción, pues su ataque, tan furibundo como versátil, aguarda en sus integrantes una agresividad común, de códigos innegociables, y una versatilidadque hace que cada posición quede complementada por una cercana o por todas las demás. El ataque de los del Principado va a la raíz, aunque parezca muy simple: somos y estamos aquí para meter goles.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Porque para poner en valor ese concepto, a simple vista reduccionista, debe compararse con otros equipos que están y son desde otra forma, dominando al rival a través de la pelota, cediendo la iniciativa con la pelota para reaccionar a lo que propone el oponente, etc. El Mónaco es un conjunto de arcos y flechas que se van relevando y que ve la portería como una diana. Más allá de los mecanismos y funcionamientos, lo que cuenta para Jardim es la intención; la idea que va a lo más profundo de la mentalidad competitiva de sus hombres. La motivación que los agita para agujerear las redes.

Castigo su atrevimiento

Como analiza Alejandro Arroyo en “¿Por qué tantos goles?”, existe una triple explicación al hecho de que el conjunto del Principado sea el más goleador de Europa: el talento individual de sus puntas, la determinación colectiva y los riesgos tácticos que ha asumido Jardim para redefinir a su equipo tras perder a Carvalho o Toulalan.

Dichas medidas, además, han ido en una única dirección: la portería del equipo rival. La proyección de ambos laterales hasta línea de fondo, el espíritu de mediapunta de los dos externos, el vuelo de Fabinho para sumar presencia en la frontal, el hecho de jugar con dos delanteros, la intención de presionar muy arriba para recuperar cuanto antes y, así, volver a atacar de nuevo… No hay duda, el AS Mónaco es el equipo más atrevido de Europa. El más desenfadado.

La cuestión es que hoy se enfrenta a la Juventus de Massimiliano Allegri, un conjunto acostumbrado a entender como oportunidades lo que el resto ve como problemas. El técnico italiano, reforzado tras batir por fin al FC Barcelona, es un experto consumado en castigar el atrevimiento. En aprovechar la potencia del saque del contrario para conectar un resto ganador. Y aunque seguramente el grueso de su planteamiento hoy se centre en cómo minimizar el talento de Falcao, Bernardo Silva o Mbappé, el objetivo final del mismo será el de penalizar a Benjamin Mendy, Jemerson o Tiémoué Bakayoko.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
La oportunidad para la Juve en este sentido es doble: mientras cada minuto que pase parece perjudicial para los monegascos por la erosión que sufre su plan principal (fluidez, movimiento, intensidad, presión…), cada metro que ceda como consecuencia es a su vez un metro peor defendido. Las segundas partes del Manchester City y del Borussia Dortmund, activadas sobre todo a partir de una figura extra en el centro (De Bruyne y Sahin) y de hombres con velocidad por fuera (Sterling y Pulisic), muestran con nitidez como una vez el Mónaco pierde su sitio comienza a defender más tiempo y en peores condiciones, amen de atacar menos veces -aunque con el mismo peligro gracias a la exuberante irrupción de Kylian Mbappé-.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
En este sentido, a pesar de que son varias las grietas a atacar, al final todo acaba redundando en un tipo de acción muy concreta: el uno para uno en la banda que acaba con un pase atrás. Ante la falta de retorno de los “extremos” y los problemas de Bakayoko cuando debe formar doble pivote en su mitad del campo, todo revierte en un caudal ofensivo que los laterales no pueden asumir de ninguna manera. Si incluso estando acompañados a Sidibe y Mendy les costaría hacer frente al talento de los rivales que se encuentran a estas alturas de la competición, estando abandonados a su suerte directamente resultan transparentes. Ahí Juan Guillermo Cuadrado, con Paulo Dybala muy cerquita, como en el partido de ida contra el Barcelona, puede encontrar un filón. Conduciendo, desbordando, metiéndose en el área… El colombiano es el tipo de regateador constante y punzante que se le viene atragantando al Mónaco.

Lluvia de goles

Como analiza Miguel Quintana en su artículo “¿Cómo castigar el atrevimiento?” la Juventus de Turín tiene ante sí el reto de intentar aprovechar la naturaleza futbolística del AS Monaco, un equipo tremendamente ofensivo que ha desafiado las reglas de la Copa de Europa desde la tercera propuesta más productiva que existe actualmente en todo el continente, sólo por detrás de Barcelona y Real Madrid. El conjunto de Leonardo Jardim ha logrado trasladar su día a día, agresivo, vertical, veloz, abierto y efectivo, a una competición cuya trascendencia parece demandar una experiencia, un control emocional y unas hechuras competitivas algo diferentes. Y lo ha hecho porque Jardim, rodeado de juventud, ha mirado a los suyos. Y lo ha hecho en mayúsculas.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
El Mónaco llega a mayo con serias posibilidades de ser campeón de Francia y luchar por entrar en la final de la Champions, y todo eso ha sido posible porque en su definición como equipo de fútbol sólo cabe la palabra máximo. El conjunto monegasco ha sido siempre un equipo de máxima velocidad, máxima potencia, máxima determinación, máxima verticalidad y máxima ambición. Como un fenómeno social, los chicos de Jardim han tirado la puerta abajo en Europa como en una revolución: teniendo cosas que decir y expresar, perteneciendo a una generación que quiere hacer las cosas a su manera. Hoy, en el Louis II, el Mónaco busca su gol número 150 de la temporada ante el equipo menos goleado de la competición más prestigiosa. Para ello, el técnico portugués intentará dar continuidad a los argumentos que han explicado hasta el día de hoy semejante bacanal goleadora.

Si sólo se presta atención a las virtudes ofensivas de todos sus hombres, y dentro de un fomento por el ataque y la portería rival, hay en el Mónaco una capacidad abrumadora para crear ocasiones. Porque para marcar tantísimos goles sólo existen dos opciones: tener una efectividad fuera de la norma, algo muy difícil de sostener durante toda una temporada y en tantas competiciones o llegar al área contraria con una frecuencia desbordante. El Mónaco lo ha logrado en una mezcla de ambas, pero sobre todo gracias a esta segunda opción, pues su ataque, tan furibundo como versátil, aguarda en sus integrantes una agresividad común, de códigos innegociables, y una versatilidadque hace que cada posición quede complementada por una cercana o por todas las demás. El ataque de los del Principado va a la raíz, aunque parezca muy simple: somos y estamos aquí para meter goles.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Porque para poner en valor ese concepto, a simple vista reduccionista, debe compararse con otros equipos que están y son desde otra forma, dominando al rival a través de la pelota, cediendo la iniciativa con la pelota para reaccionar a lo que propone el oponente, etc. El Mónaco es un conjunto de arcos y flechas que se van relevando y que ve la portería como una diana. Más allá de los mecanismos y funcionamientos, lo que cuenta para Jardim es la intención; la idea que va a lo más profundo de la mentalidad competitiva de sus hombres. La motivación que los agita para agujerear las redes.

Castigo su atrevimiento

Como analiza Alejandro Arroyo en “¿Por qué tantos goles?”, existe una triple explicación al hecho de que el conjunto del Principado sea el más goleador de Europa: el talento individual de sus puntas, la determinación colectiva y los riesgos tácticos que ha asumido Jardim para redefinir a su equipo tras perder a Carvalho o Toulalan.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Dichas medidas, además, han ido en una única dirección: la portería del equipo rival. La proyección de ambos laterales hasta línea de fondo, el espíritu de mediapunta de los dos externos, el vuelo de Fabinho para sumar presencia en la frontal, el hecho de jugar con dos delanteros, la intención de presionar muy arriba para recuperar cuanto antes y, así, volver a atacar de nuevo… No hay duda, el AS Mónaco es el equipo más atrevido de Europa. El más desenfadado.

La cuestión es que hoy se enfrenta a la Juventus de Massimiliano Allegri, un conjunto acostumbrado a entender como oportunidades lo que el resto ve como problemas. El técnico italiano, reforzado tras batir por fin al FC Barcelona, es un experto consumado en castigar el atrevimiento. En aprovechar la potencia del saque del contrario para conectar un resto ganador. Y aunque seguramente el grueso de su planteamiento hoy se centre en cómo minimizar el talento de Falcao, Bernardo Silva o Mbappé, el objetivo final del mismo será el de penalizar a Benjamin Mendy, Jemerson o Tiémoué Bakayoko.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
La oportunidad para la Juve en este sentido es doble: mientras cada minuto que pase parece perjudicial para los monegascos por la erosión que sufre su plan principal (fluidez, movimiento, intensidad, presión…), cada metro que ceda como consecuencia es a su vez un metro peor defendido. Las segundas partes del Manchester City y del Borussia Dortmund, activadas sobre todo a partir de una figura extra en el centro (De Bruyne y Sahin) y de hombres con velocidad por fuera (Sterling y Pulisic), muestran con nitidez como una vez el Mónaco pierde su sitio comienza a defender más tiempo y en peores condiciones, amen de atacar menos veces -aunque con el mismo peligro gracias a la exuberante irrupción de Kylian Mbappé-.

En este sentido, a pesar de que son varias las grietas a atacar, al final todo acaba redundando en un tipo de acción muy concreta: el uno para uno en la banda que acaba con un pase atrás. Ante la falta de retorno de los “extremos” y los problemas de Bakayoko cuando debe formar doble pivote en su mitad del campo, todo revierte en un caudal ofensivo que los laterales no pueden asumir de ninguna manera. Si incluso estando acompañados a Sidibe y Mendy les costaría hacer frente al talento de los rivales que se encuentran a estas alturas de la competición, estando abandonados a su suerte directamente resultan transparentes. Ahí Juan Guillermo Cuadrado, con Paulo Dybala muy cerquita, como en el partido de ida contra el Barcelona, puede encontrar un filón. Conduciendo, desbordando, metiéndose en el área… El colombiano es el tipo de regateador constante y punzante que se le viene atragantando al Mónaco.

Madrid

 Una vez lei en un gran texto El Bayern sería el Real Madrid si no existiese el Real Madrid. Partidos como el de ayer lo constatan. Jamás vi a este Madrid tan avasallado como ayer. Es que fue brutal joder, que demostración de personalidad y grandeza de los bávaros. Y lo del Madrid pues creo que salen muy reforzados de haber pasado ayer la prueba más dura que han tenido durante estos años. Brutal la línea defensiva Varane-Ramos-Keylor y espectacular Modric en las ayudas defensivas.
Para mí, el principal foco de caos que permitió desbordar al Bayern la actitud defensiva de Kovacic (que con balón, eso sí, estuvo más contenido que otras veces y no perdió muchos balones por elegir mal cuándo conducir). Lo de Lucas se notó, claro, pero, en cuanto a importancia, para mí nada que ver. Kovacic fue el que nunca estaba en su sitio, el que no tapaba ningún espacio.
A mi me resulta extraño porque para mi lo que me resultarìa dificil de explicar es una derrota del Madrid . Lo normal es que gane . Por què lo normal es que gane ? ….. 1)porque tiene los mejores jugadores de Europa . 2) Porque manejan un lenguaje comùn y tienen una excelente lectura de lo que està sucediendo (aùn en situaciones que para los tacticistas puros pueda parecer caotico ). Porque son el Real Madrid y( menos con el Barcelona) siempre tienen esa cuota de “suerte” . 
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Me alegro mucho por Navas(el heroe del partido) porque creo que estuvo recibiendo demasiadas criticas , muchas de las cuales exageradas .Me alegro muchisimo por Benzema por exactamente los mismos motivos , su primer tiempo fuè de manual del futbol . 
Un grandisimo James (inexplicable su salida ) , excelente su actuacion ,jugador completo.. 
Luca Modric y Vazquez hicieron un trabajo raro y enormemente efectivo . El croato sostuvo el sistema . 
Sergio Ramos y Varane hicieron el resto . 
Ahora es fácil decirlo, pero honestamente zizou se ha equivocado con la alineación,con kovacic por Casemiro el Madrid perdió el ancla que tenia en el centro del campo y el que frenaba los pases de tres cuartos del equipo Aleman , ayer se vio como cada ataque del bayern era clara ocasión de gol, Lucas es un gran jugador , pero no es un buen lateral, y menos contra ribery y alaba, nacho habría estado mucho mejor y finalmente decir que Asensio es un gran revulsivo, cuando sale marca, pero no está para ser titular en una semifinal contra el bayern, si había un partido que era idóneo para bale, definitivamente era este, su velocidad desde el principio habría sido demoledor contra este bayern que salió a tumba abierta a atacar. Pero como digo ahora que partido acabó, es facil hablar e igual antes del partido, no me parecía tan mala idea jaja. 
Si os pasáis a pensar 10 segundos, viendo de nuevo el resumen es un milagro que el Madrid haya pasado esta eliminatoria, pero no siempre puede depender de esto, no siempre vamos a tener a la diosa de la champions de nuestro lado. Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Y finalmente, todo está bien, el madrid en la final tiene que salir con keylor , dani,varane, ramos, marcelo, casemiro, kroos, modric, isco, benzema y cr7.

Madrid

Indudablemente el madrid este año no transmite la seguridad del año pasado. Pero en tres eliminatorias contra los campeones de Francia, Italia y Alemania ( la Juve creo q gana la serie A ) sólo ha estado por detrás de la eliminatoria dos ratos, hasta que empató frente a psg y en Múnich. En esta eliminatoria empezar por detrás en Múnich no sorprende, así que tiene bastante mérito que no ha vuelto a estar por detrás en la eliminatoria. Ayer Cristiano falló una ocasión fácil para el 3 a 1 que hubiese cerrado posiblemente el partido. Creo que también había un tema de bloqueo mental por llegar a la 4 final en 5 años que de ganarla es el segundo ciclo histórico más importante en la historia de la Copa de Europa y el más importante de la Champions, me imagino que eso también pesa. Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
La competitividad de este grupo de jugadores es impresionante esperemos que de cara a la final muestren también el fútbol que tienen porque va a ser necesario para ganar.
No sé qué es eso de “fútbol puro”, pero bueno, tú eres el filósofo y de eso de categorías puras y abstractas entiendes  Yo que tiendo más a lo concreto e histórico sí me explico su presencia en la final, porque en el fútbol, como en la vida en general, son los detalles, los accidentes, los que marcan la diferencia. Y, fíjate, aunque el Bayern jugó mejor, hay que tener en cuenta que durante todo el partido fue por debajo en la eliminatoria. Ese detallito es muy importante. Por otro lado, por juego, el Bayern tampoco me pareció un equipazo digno de llegar a la final. Jugó mejor, indudable, pero qué juego más simplón ¿No? 
Yo personalmente no estoy contento ni de cómo planteó el partido el Madrid ni del juego desarrollado, pero no hay que quitarle méritos. Si fuese por eso ¿cuántos títulos habría que quitarle a Italia o equipos italianos? ¿cuantas champions y copas de Europa habría que anular? Que no siempre gana el equipo que despliega un fútbol más bonito. Incluso cuando lo hace no gana solo por ese motivo, sino por muchos otros detalles.
Totalmente de acuerdo con el artículo, Arroyo. El desbarajuste de ayer puede no explicarse únicamente con blanco sobre negro, sino con emociones, sentimientos y corazón. Pero hay algo razonable y tangible en tal caos: el Bayern y el Madrid no tienen portero suplente (alemanes) ni lateral derecho suplente (españoles). Ullreich y Achraf, uno por presencia y otro por ausencia marcaron claramente el partido. 
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Dicho esto, incluso llego a entender lo que hizo ZZ con Modric. Si no tengo más remedio que colocar a Vázquez de lateral, al menos me aseguró poner ahí a mí mejor hombre una vez recupere el balón. Y fue lo que pasó. Ribery y Alaba por fuera, más James por dentro es mucho. Sería como ir a la guerra llevando piedras contra metralletas. Zidane, cogió las piedras pero se llevó la catapulta (Modric). Menos puntería, pero si te dan, te destroza. Tenía muy claro que era por donde iba a estar el balón la mayor parte del tiempo. 
Lo que no contaba ZZ era que alejar tanto a Modric de Kroos le iba a suponer tal caos. Es que vimos a Lucas Vázquez saliendo a taponar en la frontal un tiro de Tolisso. Muchos entrenadores italianos y portugueses sentirían urticaria al ver eso. O Marcelo tapar a James en banda derecha después de un saque de banda. Ya me está picando medio cuerpo a mí también. Se vieron ayer cosas muy raras. 
Todo esto se entiende desde la postura de que la plata en forma de Trofeo con Orejas no tenía ganas de ir a Alemania.